Alemania renuncia a la energía nuclear

Tras la crisis de Fukushima, el Gobierno tomó la trascendental decisión. El plazo es el 2022.

Alemania se convirtió ayer en la primera gran potencia industrial que renuncia a la energía atómica, al decidir el cierre de sus últimos reactores en el 2022, a raíz de la catástrofe de la central nuclear japonesa de Fukushima.

“Somos la primera gran nación industrial que da el viraje hacia las energías renovables”, dijo en conferencia de prensa la canciller alemana Angela Merkel, que agregó que Alemania asumía un papel de “precursora” en el mundo.

En la noche del domingo, el ministro de Medio Ambiente, Norbert Rottgen, había anunciado el fin de la energía nuclear en Alemania y, sobre todo, había detallado el calendario del cierre de las centrales.

“Tras largas consultas, la coalición (de Gobierno) se puso de acuerdo para poner un término al recurso de la energía nuclear”, declaró a la prensa Norbert Rottgen, al cabo de siete horas de negociaciones nocturnas en la oficina de Merkel.

Catorce de los 17 reactores alemanes ya no estarán en servicio hacia fines del 2021, y los tres últimos -los más recientes- funcionarán hasta fines de 2022 a más tardar, precisó el ministro, que calificó la decisión de “irreversible”.

Los siete reactores alemanes más antiguos ya habían sido desconectados de la red de producción de electricidad, a la espera de una auditoría solicitada a mediados de marzo por Merkel, tras la catástrofe de Fukushima.

Estos siete sitios -además de un octavo, que tiene reiteradas fallas- ya no serán reactivados, dijo el ministro. El Gobierno formalizará su decisión el 6 de junio.

Alemania tendrá que hallar antes del 2022 la forma de producir 22 por ciento de sus necesidades de electricidad, actualmente asegurado por las centrales atómicas. “Nuestro sistema (de suministro) de energía debe y puede ser fundamentalmente modificado”, insistió Merkel.

Alemania apunta a acelerar la construcción de centrales convencionales y eólicas y, al mismo tiempo, reducir en 10 por ciento su consumo eléctrico antes del 2020, según una hoja de ruta validada por la colación en el Gobierno.

Los Verdes, cuya popularidad se disparó tras el accidente de Fukushima, insisten en la necesidad de recurrir a las energías renovables, en lugar de las centrales de carbón.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Noticias de Física. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s