El pequeño tamaño de Martes puede deberse a Júpiter

Los planetólogos se han preguntado durante mucho tiempo por qué Marte sólo tiene cerca de la mitad de tamaño que la Tierra y diez veces menos masa que ella. Dado que se formó al mismo tiempo que el resto de los planetas interiores del Sistema Solar, ¿por qué no es Marte tan grande y masivo como la Tierra y Venus, sus mundos vecinos? La respuesta, según se acaba de publicar en Nature, hay que buscarla un poco más allá: en el tormentoso origen de Júpiter y Saturno.

Kevin Walsh, planetólogo del Southwest Research Institute® (SwRI®), ha capitaneado el trabajo de un grupo de investigadores que ha realizado detalladas simulaciones informáticas para averiguar qué sucedió exactamente durante la formación del Sistema Solar. Y ha demostrado que, después de formarse, Júpiter podría haber “emigrado”hasta 1,5 Unidades Astronómicas (la distancia que hay entre la Tierra y el Sol) hacia el interior del Sistema Solar, robando un montón de material destinado, en principio, a otros planetas en formación, como Marte.

Para Walsh, “si Júpiter se movió desde su lugar de nacimiento y se acercó 1,5 UA al Sol, para volver a alejarse cuando se formó Saturno y emigrar, tal y como predicen los modelos, hacia su posición actual, podría haber truncado la distribución de sólidos en el interior del Sistema Solar, algo que explicaría la pequeña masa de Marte. El problema era si esa migración hacia dentro y hacia fuera, en una región de entre 2 y 4 Unidades Astronómicas, puede o no ser compatible con la existencia del cinturón de asteroides, que ocupa esa misma región. Para averiguarlo, realizamos un gran número de nuevas simulaciones”.

En el cinturón de asteroides

“El resultado fue fantástico -afirma Walsh-. Nuestras simulaciones no sólo muestran que la migración de Júpiter es consistente con la existencia del cinturón de asteroides, sino que también explica propiedades del cinturón que nunca habían sido comprendidas hasta ahora”.

El cinturón de asteroides está formado por dos clases diferentes de “escombros”: cuerpos muy secos y otros, similares a cometas, muy ricos en agua. Walsh y sus colegas han demostrado que el “paso” de Júpiter, despejó primero y repobló después el cinturón de asteroides con materiales procedentes tanto de las regiones internas de nuestro sistema como de las más exteriores, donde se formaron los planetas gigantes. Esa es la razón de la diversidad que podemos observar en el cinturón.

Como prueba adicional del comportamiento de Júpiter, los astrónomos han observado numerosos planetas extrasolares a distancias muy variadas de sus estrellas, lo que implica que la”migración planetaria” es un fenómeno corriente y que se produce en todas partes en el Universo.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Noticias de Física. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s