El primer júpiter caliente alrededor de una enana roja

Mundos alrededor de enanas rojas (smithsonianscience.org).

A pesar de que la mayor parte de los 707 exoplanetas descubiertos hasta la fecha sonjúpiteres calientes, todavía no habíamos detectado ninguno alrededor de una estrella enana roja. Pero por fin ya tenemos uno. Se llama KOI-254 b y es un mundo con un tamaño casi similar al de Júpiter (0,96 Rjup), pero con la mitad de su masa (0,505 Mjup). Como buen júpiter caliente que es, KOI-254 b orbita su estrella a tan solo 4,5 millones de kilómetros de distancia y tiene un periodo de traslación (o sea, un “año”) de 2,46 días terrestres, lo que se traduce en una temperatura “superficial” de unos 720º C. KOI-254 b es un mundo joven, de unos 500 millones de años. Fue descubierto originalmente por el telescopio espacial Kepler de la NASA y su existencia ha sido confirmada por observatorios terrestres.

Hasta ahora, el planeta más parecido a un júpiter caliente descubierto alrededor de una estrella de tipo M tenía una masa de 0,1 veces la de Júpiter y un periodo superior a 30 días. Las enanas rojas -o, mejor dicho, estrellas de tipo espectral M- son las estrellas más pequeñas que existen y las más numerosas del Universo, de ahí el interés en estudiar todo lo relacionado con sus propiedades. Los júpiteres calientes son poco frecuentes en estos astros por culpa de su gran masa. Nuestro Júpiter sólo tiene una milésima parte de la masa del Sol, pero un gigante gaseoso alrededor de una estrella de tipo M representa una fracción mucho mayor de la masa del sistema, por lo que es más difícil que se formen mundos de este tipo en el disco protoplanetario. Además, los procesos de migración planetaria que provocan que los planetas gigantes se aproximen a sus estrellas no son tan eficientes en las enanas rojas. En este caso, KOI-254 es una estrella de tipo M con 0,6 veces la masa del Sol, pero con una metalicidad superior a la media, lo que confirma los modelos de formación planetaria: a más “metales” (en astrofísica, todo elemento más masivo que el helio), más fácil es que se formen planetas gigantes.

Características de KOI-254 b y su estrella (J. A. Johnson et al.).

En cualquier caso, debemos recordar que los júpiteres calientes no son la norma en el Universo. De hecho, sólo el 1% de las estrellas vecinas del Sol tienen uno a su alrededor. Su abundancia entre los planetas extrasolares descubiertos se debe al sesgo de los principales métodos de detección (tránsito y velocidad radial), que favorecen el descubrimiento de grandes planetas a poca distancia de su estrella.

Fuente

 

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Otras Ciencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s