CIENTÍFICOS ESPAÑOLES SEÑALAN LA PROTEÍNA QUE ‘ENCIENDE LA MECHA’ DEL CÁNCER

Imagen: Corbis

La actividad excesiva de la proteína CPEB4 estimula la síntesis de cientos de otras proteínas y también los oncogenes. Como resultado, la causa del cáncer podría deberse a un cambio en la actividad de una sola proteína.

Esta es la conclusión a la que han llegado los científicos españoles Raúl Méndez, del Instituto de Investigación Biomédica (IRB) de Barcelona y Pilar Navarro, del Hospital del Mar de Barcelona, cuyo estudio ha sido publicado en la revista ‘Nature Medicine’.

Según los expertos, las alteraciones en los mecanismos moleculares de las células conducen al cáncer. Los autores identifican la proteína CPEB4 como una especie de “director de orquesta celular” que “enciende” cientos de genes vinculados con el crecimiento tumoral.

“No sería solo la mutación de un gen concreto lo que promovería el crecimiento del tumor, sino la expresión en el sitio incorrecto de una proteína que activa cientos de moléculas mensajeras que llevan la información contenida en los genes para sintetizar las proteínas, sin que estos genes estén mutados”, sostiene Raúl Méndez.

La CPEB4 sólo se activa en fases embrionarias y su función desaparece en los tejidos adultos, excepto cuando éstos son cancerígenos, cuando vuelve a expresarse y activa otros genes.

Los científicos compararon tumores con tejidos sanos y encontraron que en las células cancerígenas está presente la proteína CPEB4, que se considera un activador de los muchos ARNm. Resulta que para el crecimiento de los tumores cancerígenos basta con que el gen CPEB4 mute, y su actividad, a su vez, afecte negativamente a las otras proteínas.

Aunque de momento el estudio se limita a dos tipos de tumores, de páncreas y cerebral, los autores creen que esa pauta se repetirá en muchos otros, teniendo en cuenta los efectos observados en los tumores estudiados y el tipo de genes regulados por este mecanismo.

El estudio de los científicos españoles ha despertado el interés de sus colegas, que creen que los resultados serán muy útiles en el desarrollo de métodos del tratamiento contra el cáncer. “Los ensayos clínicos en animales han demostrado resultados prometedores. Sin embargo, se necesita más investigación antes de comenzar los experimentos en seres humanos”, sostienen los autores del estudio.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Otras Ciencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s