La muerte de un cometa, capturada en vídeo por primera vez

El pasado 16 de julio, un cometa fue pillado en un acto nunca antes visto con tanta claridad: su muerte cuando se acerca demasiado al Sol. Que una roca espacial tenga este fatal destino no es ninguna sorpresa, pero la oportunidad de capturarlo en vídeo supone todo un acontecimiento para los amantes de la astronomía. Lo ha logrado el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA (SDO).

«Los cometas son generalmente demasiado débiles para ser vistos en el resplandor de la luz del Sol», dice Dean Pesnell, del Centro Goddard de Vuelo Espacial en Greenbelt, Maryland. Pero un cometa ultra brillante, de un grupo conocido como Kreutz, ha anulado todas las nociones preconcebidas. El cometa se puede ver claramente en movimiento en el lado derecho del Sol, desapareciendo 20 minutos más tarde cuando se evapora debido al calor abrasador.

El vídeo es más que una novedad. Como se detalla en un artículo publicado en la revista Science, observar la muerte del cometa ofrece una nueva forma de estimar su tamaño. El cometa tiene la masa de un portaaviones y mide entre 45 y 91 metros de largo. «Se movía a 643 kilómetros por segundo a través del intenso calor del sol y, literalmente, se evaporó», explica Karel Schrijver, un científico solar de Lockheed Martin en Palo Alto, California, autor principal del estudio.

Por lo general, los observadores de cometas del grupo Kreutz solo pueden verlos a través de imágenes tomadas por coronógrafos de telescopios especializados. Como promedio, un nuevo miembro de la familia Kreutz se descubre cada tres días. Algunos de los más grandes se observan durante 48 horas o más antes de desaparecer detrás del disco de ocultación, para nunca más ser vistos. Obviamente, los cometas se destruyen cuando se acercan al Sol, pero el caso nunca había sido registrado en una película.

Los seres humanos han observado cometas durante miles de años, pero conocer sus dimensiones ha requerido una visita directa de una sonda que volara cerca. Esta película ofrece la primera oportunidad de medir un cometa desde lejos. El hecho de que el cometa se evaporase una cierta cantidad de tiempo después de recorrer una determinada distancia permite determinar su tamaño antes de llegar a la atmósfera del Sol.

Una cola de 16.000 kilómetros

El artículo de Science señala que el cometa viajaba a unos 643 kilómetros por segundo y ha recorrido casi 100.000 kilómetros sobre la superficie del Sol antes de evaporarse. Antes de su agonía final, en los últimos 20 minutos de su existencia, cuando fue visible para SDO, el cometa pesaba unos 45 millones de kilos, y se dividió en una docena de trozos embebidos en una coma -la nube difusa alrededor del cometa- de aproximadamente 1.287 kilómetros de diámetro, seguido por una cola brillante de unos 16.000 kilómetros de longitud.

En realidad, es la coma y la cola del cometa lo que se ve en el video, no su núcleo. Un examen minucioso muestra que el cometa parece emitir pulsos de luz, que pueden ser causados por las rupturas sucesivas de cada uno de los pedazos que se iban desintegrando por el calor del Sol. Entender los detalles exactos de por qué sucede esto es uno de los misterios restantes del vídeo.

El misterio de su brillo

Según Battams, este cometa es, probablemente, uno de los quince cometas más brillantes vistos por el observatorio solar SOHO, que ha detectado más de 2.100 cometas cerca del Sol hasta la fecha. Pero que sea tan fulgurante es extraño, ya que normalmente los cometas absorben la luz del Sol y deberían verse como puntos negros, no como algo brillante. Segun los científicos, entender este punto no solo nos ofrecerá información sobre el material del cometa, sino también sobre la atmósfera de la estrella que nos da calor.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Otras Ciencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s