Se activa el buscador HARPS-N para detectar planetas como la Tierra

Foto: LUCIANOMENDEZ/WIKIMEDIA COMMONS

El buscador HARPS-N (Buscador de Planetas por Velocidad Radial de Alta Precisión Norte) detectará planetas con una masa parecida a la Tierra y movimientos estelares de menos de un metro por segundo y será inaugurado este lunes a las 12.00 horas, en las instalaciones del Telescopio italiano Nazionale Galileo (TNG) instalado en el Observatorio del Roque de los Muchachos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), en La Palma, según informa el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

HARPS-N, que empezará su búsqueda este verano, ha sido diseñado para detectar y estudiar planetas extrasolares o exoplanetas y será el buscador de planetas más preciso del hemisferio norte, según los astrónomos del proyecto. Se trata “de un gemelo casi exacto” del instrumento HARPS ya instalado en el Observatorio Europeo del Sur, en el telescopio de 3,6 metros en La Silla (Chile). En concreto, el objetivo científico primario de HARPS-N será la confirmación y el estudio de los candidatos a planetas extrasolares encontrados por el satélite Kepler de la NASA.

La misión de Kepler se centra en la búsqueda de planetas extrasolares mediante el método de los tránsitos, que consiste en observar periódicamente estrellas para detectar variaciones en su brillo a través de mediciones fotométricas. Un exoplaneta, en su órbita, puede interponerse entre la línea de visión del telescopio y la estrella, fenómeno conocido como tránsito, que produce una disminución en el brillo de la estrella.

Kepler ha realizado su búsqueda en un área del cielo que comprende las constelaciones de Cygnus (del Cisne) y Lyra (Lira), en el hemisferio norte. Ésta ha sido la razón de la instalación de HARPS-N en La Palma, dado que se trata de “uno de los mejores lugares para observar el cielo del Norte”.

Para confirmar el hallazgo de un exoplaneta, HARPS-N tiene que detectar el desplazamiento que la gravedad del planeta orbitante causa a su estrella mediante la estabilidad mecánica y térmica del instrumento, que es garantizada por un control muy preciso de las condiciones en su interior. Su gran precisión es lo que permitirá la detección de planetas que tengan una masa parecida a la de la Tierra.

Comparado con otros métodos de búsqueda de exoplanetas, el estudio combinado de tránsitos y velocidades radiales que realiza HARPS-N permite determinar “con claridad” parámetros como el diámetro del exoplaneta, su masa, densidad e inclinación de su órbita, así como el sentido de su translación alrededor de la estrella, según el IAC.

El proyecto de HARPS-N es un consorcio de Geneva Observatory and University (Suiza), INAF-TNG (Italia), CfA and Harvard University (EE UU), ATC Edinburgh, Queens University y University of St. Andrews (Reino Unido).

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Otras Ciencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s