La ESA busca duplicar el recorrido de los rover en Marte

Foto: ESA

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha probado un nuevo sistema de navegación que podría permitir a los rover recorrer unos 6 kilómetros en la superficie de un planeta, lo que supone el doble de distancia de lo que podrá explorar el ExoMars, el próximo vehículo en Marte.

Se trata de un proyecto que la ESA comenzó hace seis meses, cuando reunión a un equipo de ingenieros a los que retó a crear un vehículo totalmente autónomo capaz de explorar planetas. Gracias a esta iniciativa “se ha logrado un gran avance” en la robótica, un avance que, para la ESA “sólo se podía conseguir reuniendo a un equipo multidisciplinario en un solo sitio y trabajando contra el reloj”.

El responsable de este proyecto, Gianfranco Videntin, ha indicado que “el reto de estos profesionales era demostrar que un rover planetario, programado el software para navegación autónoma y toma de decisiones, podría atravesar 6 kilómetros en un entorno como Marte y volver hasta donde empezó”.

El científico ha explicado que los vehículos exploradores de Marte no puede ser “impulsados” desde la Tierra, ya que la señal de radio tarda hasta 40 minutos en llegar hasta el planeta rojo y regresar, por lo que se programa a estos rovers para que ejerzan ciertas misiones de manera autónoma.

Según ha explicado Videntin, el rover ExoMars de la ESA, que aterrizará en Marte en el año 2018, está programado de esta manera, pero su sistema de navegación no le permite recorrer más que 150 metros cada día, por lo que no hará más que 3 kilómetros en el tiempo que dura la misión.

La dificultad para este tipo de actividades es que “el vehículo pierde progresivamente el sentido de donde está”, ha explicado el científico, que ha añadido que “a falta de GPS en Marte, el rover sólo puede calcular sus movimientos a partir de un punto de inicio”.

La pruebas de los prototipos se han llevado a cabo durante dos semanas en el desierto de Atacama (Chile) pero, según ha indicado Videntin, ya se ha probado también en interiores. Videntin ha señalado que en las prueba definitiva (en la que el rover estaba programado para los 6 kilómetros) los vientos del desierto pararon, de manera que el calor del Sol calentó demasiado el vehículo y hubo que parar cuando se habían recorrido 5,1 kilómetros.

Aunque, como ha reconocido el científicos, la cifra de 5,1 kilómetros se ha quedado un “poco corta” con respecto al objetivo final, también ha señalado que se trata de “un excelente resultado teniendo en cuenta la variedad de terreno y los cambios en las condiciones de iluminación que el aparato experimentó la mayor parte de todo el día”. “Se trata de la primera gran prueba de rover de la ESA, pero no será la última”, ha concluido.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Otras Ciencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s