Nueva técnica para calcular la masa de los planetas según el monóxido de su atmósfera

Investigadores del Institut de Ciències de l’Espai, ICE (CSIC-IEEC) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), han presentado en el congreso «Cool Start 17» una técnica pionera para calcular la masa de los planetas a través de la detección del monóxido de carbono de su atmósfera.

El trabajo, publicado en la revista «Astrophysical Journal Letters», lo han llevado a cabo los investigadores Florian Rodler, Mercedes López-Morales e Ignasi Ribas, y el planeta estudiado ha sido el «t Boo b», descubierto en 1996, que orbita alrededor de una estrella en la constelación Bootes, a una distancia de unos 50 años luz de la Tierra,y que tiene un tamaño similar a Júpiter.

Mercedes López-Morales ha explicado a Efe que es la primera vez que se ha utilizado la atmósfera para medir la masa exacta de un planeta que no transita o eclipsa a su estrella (lo que proporciona otro método para medir su masa) y utilizando instrumentos de infrarrojos, un espectrógrafo CRIRES colocado en uno de los telescopios Very Large Telescope del Observatorio Europeo Astral.

Este descubrimiento significa un avance «contundente» en el campo de los exoplanetas —que no pertenecen al sistema solar—, según los expertos, ya que abre una nueva vía para determinar la masa de estos planetas distantes, así como la composición de sus atmósferas.

El planeta estudiado, que tiene una temperatura superficial que alcanza los 1.500 grados centígrados, es de un tamaño similar al de Júpiter y se encuentra tan cerca de su estrella, a apenas 8 radios estelares, que un año en este sistema dura tan sólo 3,3 días terrestres.

López-Morales ha explicado que, una vez detectado el elemento químico, en este caso monóxido de carbono (CO), se hace un seguimiento y miran su espectro, cómo si fuera un arco iris, y cómo se mueve al mismo tiempo que lo hace el plantea, lo que les permite calcular su masa.

Esta astrofísica ha añadido que con este sistema pueden también determinar si el objeto estudiado es o no un planeta, para lo que debe ser más pequeño que 13 veces la masa de Júpiter, ya que si pesa más sería lo que se denomina una «enana marrón», un intento fallido de estrella o un intento de estrella que nunca ha llegado a quemar hidrógeno en su núcleo.

Planetas en tránsito

Según López-Morales, la idea se les ocurrió porque se han detectado planetas en tránsito en los que se puede estudiar su atmósfera y pensaron que se podría aplicar la misma técnica para los que no se mueven.

Ha puntualizado que, de momento, sólo se ha estudiado este planeta, de los 800 que se han identificado hasta ahora, porque las condiciones son óptimas y su estrella es muy brillante, ya que incluso se puede ver a simple vista en la constelación Bootes.

Se da la circunstancia de que un estudio independiente realizado por investigadores de la Universidad de Leiden, en Holanda, ha obtenido un resultado similar para el mismo sistema planetario, lo que confirma el potencial de esta técnica.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Otras Ciencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s