Hay planetas en el centro de la galaxia

Un grupo internacional de astrónomos ha encontrado pruebas de que en el violento corazón de nuestra galaxia y muy cerca de su agujero negro central se están formando planetas, algo que parecía imposible hasta ahora. El hallazgo se publica esta semana en Nature Communications.

A simple vista, el centro de nuestra galaxia puede parecer un lugar muy poco adecuado para que se formen planetas. Las estrellas se arremolinan allí y zumban a través del espacio como los coches en una autovía en hora punta. Para colmo, la enorme energía del centro galáctico provoca que muchas estrellas exploten en forma de supernova, llenando la región de violentas ondas de impacto y auténticas mareas de intensa radiación.

Por último, gigantescas fuerzas gravitatorias del gran agujero negro que duerme en el corazón de la Vía Láctea siembran el caos alrededor, retorciendo y deformandolo todo, incluído el espacio mismo.

A pesar de todo, un equipo de astrónomos del Centro de Astrofísica Harvard Smithsonian acaba de demostrar que, incluso allí, pueden nacer nuevos planetas. ¿La prueba? El reciente descubrimiento de una nube de hidrógeno y helio (en la imagen) precipitándose hacia el centro de la galaxia y a punto de ser devorada por el agujero negro central. Los astrónomos sostienen que esa nube está hecha de los restos desmenuzados de lo que una vez fue un disco protoplanetarioalrededor de una estrella que aún no ha sido descubierta.

“La desdichada estrella fue expulsada violentamente por el agujero negro central —afirma Ruth Murray-Clay, autora principal de un artículo recién aparecido en Nature Communications—. Ahora sigue su camino y aunque ha logrado sobrevivir al encuentro, su disco protoplanetario no ha sido tan afortunado”.

La nube en cuestión fue descubierta el año pasado por un grupo deastrónomos que usaron el Gran Telescopio de Chile. Entonces se especuló que la nube se había formado cuando los chorros de gas de dos estrellas cercanas chocaron entre sí, igual que los vientos del desierto llevan la arena que forma las dunas.

Arrancado por mareas gravitatorias

Pero Murray-Clay y su colega Avi Loeb (coautor del artículo) proponen un origen muy distinto. Las estrellas recién nacidas retienen a su alrededor, y durante varios millones de años, un halo de gas y polvo (el material sobrante de su formación) del que después, eventualmente, surgirán los planetas de su sistema. Pero si una estrella se precipita contra el agujero negro del centro de la galaxia, la radiación y las mareas gravitatorias pueden, literalmente, arrancarle el disco en cuestión de unos pocos años.

Los astrónomos incluso han identificado la posible procedencia de la estrella perdida, un conocidoanillo de estrellas que orbita el centro galáctico a una distancia de apenas la décima parte de un año luz. Los investigadores han encontrado decenas de jóvenes y brillantes estrellas del tipo O en ese anillo, lo cual sugiere que también debe de haber centenares de otras estrella mucho menos brillantes y que no podemos ver desde aquí.

A pesar de que el disco protoplanetario (la nube de gas y polvo) está siendo implacablemente destruida, las estrellas que aún están en el anillo siguen, por ahora, sujetando con fuerza sus propios discos de acreción. Por lo cual, muchas de ellas podrían estar formando planetas, incluso en medio de las condiciones hostiles de sus alrededores.

“Resulta fascinante pensar que hay planetas formándose tan cerca del agujero negro —afirma Loeb—. Si nuestra civilización habitara en uno de esos planetas, habríamos podido probar mucho mejor que aquí las teorías gravitatorias de Einstein, y habríamos podido producir energía limpia simplemente lanzando nuestra basura al agujero negro”.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Otras Ciencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s