La Universidad Nacional de Colombia pone a funcionar canal de oleaje único en Latinoamérica

Tras casi un año de labores de construcción, esta estructura, ubicada en la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín, servirá no solo para docencia e investigación, sino para trabajos de extensión.

Aunque en la región existen varios canales en México, Brasil, Argentina, y uno recientemente inaugurado en Uruguay, el de la U.N. es el único con sistemas de corrientes. Además es de mayor tamaño, lo cual aporta mayor versatilidad y aplicabilidad.

Desde una cabina de mando se controla el tamaño y frecuencia de las olas.

Con una longitud de 25 metros, 1 metro de ancho y 1 metro de profundidad, este canal puede generar olas de hasta 30 centímetros con una profundidad de agua de 60 centímetros. Está apoyado por un sistema de corrientes que puede trabajar contra la ola o a favor de ella, para caudales máximos de hasta 90 litros por segundo.

“El canal de oleaje servirá para desarrollar investigaciones relacionadas con olas y con la estructura de estas mismas”, afirma el profesor Mauricio Toro, director del Laboratorio de Hidráulica.

Asimismo, añade que se podrá analizar cómo se modifica la estructura de la ola con la fricción o con obstáculos, pues se pueden ubicar objetos de diversos tipos (corales, plataformas de petróleo) para ver cómo interactúan y así medir los esfuerzos.

El canal está conformado también por una pala generadora de olas y un sistema de corrientes.

Se terminó de construir hace poco más de tres meses y ya es utilizado por estudiantes. Asimismo servirá no solo para la docencia y la investigación, sino también para desarrollar trabajos de extensión.

El profesor Toro comenta que hay dos estudiantes de maestría que piensan estudiar el efecto de las olas en las barreras de corales. En uno de los trabajos se piensa colocar un obstáculo que simule un coral y diseñar un modelo matemático para comparar los resultados. Este trabajo estará a cargo de un estudiante que está haciendo una pasantía en Alemania.

La construcción de este proyecto requirió una inversión de alrededor de 600 millones de pesos. Para su financiación se contó con el apoyo de la Universidad de Cantabria en España, la Facultad de Minas y la Dirección de Investigación de la Sede Medellín, entre otros fondos.

Uno de los aspectos más importantes es que dispone de un gran potencial para proyectos de extensión, por lo cual se adelantan contactos con entidades como Cotecmar o la Dirección General Marítima (Dimar), las cuales podrán utilizar estas instalaciones para sus investigaciones.

Asimismo, la Universidad del Norte en Barranquilla, donde actualmente desarrollan un proyecto con Colciencias referente al tema, podría hacer uso del canal para hacer la experimentación que anteriormente se hacía en otros países.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Noticias de Física. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s