El astronauta gemelo llega junto a sus compañeros rusos a la Estación Espacial

Scott Kelly saluda antes del lanzamiento desde la base rusa de Baikonur

Los astronautas Mijail Kornienko, procedente de Rusia, y Scott Kelly, de Estados Unidos, han llegado en la madrugada de este viernes a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), en la que permanecerán durante un año como parte de una misión que servirá para conocer las consecuencias para el cuerpo humano de una estancia larga en el espacio.

Kelly y Kornienko han partido del complejo espacial de Baikonur, en Kazajistán, junto a Gennady Padaka, de nacionalidad rusa, que permanecerá durante seis meses en la estación espacial. En la misión también participará el gemelo de Scott, Mark Kelly, que se someterá a las mismas pruebas médicas que su hermano, pero desde la Tierra.

El objetivo de esta misión es conocer los riesgos a los que se enfrenta el cuerpo humano durante una estancia prolongada en el espacio. Hasta ahora, el tiempo máximo que había pasado un astronauta de la NASA en el espacio es siete meses, aunque Rusia cuenta con el récord de 14 meses.

Mediante el estudio médico de los gemelos Kelly y los datos recogidos durante esta misión, se comprobarán los efectos de la ingravidez y con ello se obtendrán más datos que permitirán preparar el anhelado viaje de la NASA a Marte, que podría tener una duración de hasta tres años.

Experimentados militares

Tanto Scott Kelly como Mikhail Kornienko han vivido en la estación espacial antes. Ambos exmilitares, fueron seleccionados como astronauta y cosmonauta en la década de 1990. Kelly, de 51 años, es un capitán retirado de la Marina y excomandante del transbordador espacial. Kornienko, de 54 años, es un exparacaidista. La pareja viaja con el ruso Gennady Padalka, un astronauta veterano que pasará seis meses en el laboratorio orbital.

Kelly y Kornienko permanecerán a bordo hasta el próximo mes de marzo. Durante ese tiempo, se someterán a extensos experimentos médicos y prepararán la estación para la esperada llegada en 2017 de las nuevas cápsulas tripuladas comerciales de Estados Unidos. También se encargarán de supervisar las idas y venidas de numerosas naves de carga, así como del lanzamiento de naves tripuladas rusas.

Los médicos están ansiosos por aprender lo que ocurre con Kelly y Kornienko una vez que superan la estancia habitual de seis meses en la estación espacial. Los huesos y los músculos se debilitan en condiciones de ingravidez, al igual que el sistema inmunológico.

Además, los fluidos corporales también se desplazan a la cabeza cuando la gravedad está ausente, y ejercen presión sobre el cerebro y los ojos, lo que afecta a la visión de algunos astronautas en el espacio.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Noticias Generales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s