MAVEN confirma que Marte posee potentes auroras y descubre una nube de polvo orbital sin explicación

Recreación artística del instrumento IUVS de MAVEN estudiando las auroras marcianas – NASA

Antes de entrar a analizar estas dos interesantes noticias que enunciamos en el titular, hagamos un poco de memoria para comprenderlas mejor. Hace aproximadamente una década, la sonda Mars Express detectó un primer destello de luz mediante sus instrumentos ópticos en ultravioleta. El hallazgo se publicó el 09 de junio de 2005 en la Revista Nature y pasó a la Historia como la primera detección de una posible aurora boreal en Marte.

Pasaron algunos meses, y a finales de ese mismo año 2005, investigadores de la Universidad de California Berkeley analizaron los datos procedentes de otra sonda, la Mars Global Surveyor, encontrando algo realmente desconcertante: A pesar de que Marte no cuenta con un campo magnético como el de la Tierra, se hallaban ante cientos de auroras tan potentes que su brillo estaba en el espectro ultravioleta.

El trabajo de los científicos de Bekerley fue exhaustivo analizando unos seis millones de registros del instrumento ultravioleta de la sonda y finalmente comprobaron que más de 13.000 se correspondían con picos procedentes de auroras. No era un destello aislado, en Marte existía toda una colección de auroras.

Tras la sorpresa inicial, aquellos científicos consideraron que el origen de las auroras marcianas se situaba en regiones con fuertes campos magnéticos en la corteza del planeta. Estas auroras no son visibles al ojo humano puesto que los electrones producidos son tan energéticos que se necesitan instrumentos ópticos que observen el espectro ultravioleta.

Han pasado ya diez años desde aquellas primeras detecciones y tenemos una nueva sonda orbitando el planeta rojo que confirma las afirmaciones de la Mars Express y la Mars Global Surveyor. El 25 de diciembre del pasado año, la sonda MAVEN ha confirmado que en Marte se producen cientos de potentes auroras asociadas a campos magnéticos procedentes de la corteza marciana.

Detección de auroras en Marte por la sonda MAVEN durante 5 días de observación – NASA

De esta manera, y después de que tres sondas diferentes hayan detectado el fenómeno, se resuelve al fin uno de los misterios de Marte pero, como suele suceder frecuentemente en ciencia, cuando se cierra una puerta, lo más probable es que otra quede abierta, dejando cuestiones tan interesantes como la anterior.

El caso es que MAVEN, además de las auroras, ha detectado un fenómeno sorprendente al que los físicos deben buscar explicación: Nubes de polvo presentes en altitudes orbitales de aproximadamente 150 y 300 kilómetros por encima de la superficie y que jamás se habían observado hasta ahora.

Se trata de una delgada capa de polvo que ha estado presente desde que MAVEN inició su labor de observación atmosférica en Marte. Los responsables de la misión y los investigadores que trabajan con los datos de la sonda aún no saben si este fenómeno es temporal o permanente, y por ahora tan solo cuentan con algunas suposiciones sobre su origen.

Sonda MAVEN – recreación artística NASA

Los científicos se encuentran ahora ante una disyuntiva: una de dos, o esta nube de polvo se origina en el planeta y asciende hasta estas grandes alturas (lo cual implica que desconocemos algún proceso en la atmósfera de Marte) o tiene un origen externo al planeta.

La primera opción –que se origine en Marte–, implica que faltan piezas en el rompecabezas marciano puesto que en la actualidad no conocemos ningún proceso que pueda explicar la aparición de esta nube de polvo en las altitudes registradas.

La segunda opción –que se origine fuera de Marte–, conllevaría otro tipo de sorpresas puesto que estaríamos ante un proceso que atrae partículas procedentes de sus lunas Fobos y Deimos, o polvo dejado allí por el paso cercano de algún cometa o incluso podría estar causado por viento solar.

Ninguna de estas opciones está confirmada. Marte sigue siendo una fuente inagotable de misterios y cada vez se hace más necesaria una apuesta firme por su exploración.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Noticias Generales y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s