La NASA pospone el lanzamiento de prueba de su «platillo volante» LDSD

REUTERS

La NASA ha anunciado a través de su blog oficial que el lanzamiento de prueba de su desacelerador supersónico de baja intensidad (LDSD, por sus siglas en inglés) que se había pactado para el viernes 04 de Junio, se ha pospuesto nuevamente  debido a las malas condiciones ambientales del Océano Pacífico, cerca de la zona de lanzamiento, ya que el lanzamiento tendrá lugar en Kaua‘i (Hawai). La NASA evaluará entonces, la próxima oportunidad de lanzamiento  para el sábado 6 de junio.

Como añade este organismo estadounidense, la altura de las olas es «clave para que los ingenieros puedan recuperar el vehículo y sus datos después del amerizaje». En concreto, explican desde la NASA, los test del LDSD son «complejos» e incluyen el uso de globos a gran altura, motores de cohetes o múltiples desaceleradores supersónicos y aéreos.

Este lanzamiento, en palabras de la agencia estadounidense, «pondrá a prueba el avance en las tecnologías, que permitirán transportar grandes cargamentospara poder ser conducidas con seguridad hasta la superficie de Marte u otros planetas, incluyendo la Tierra». El proyecto está impulsado desde el Laboratorio de Propulsión de la NASA en Pasadena (California), asi como por el Centro de Vuelo de Alabama.

Vuelo de prueba

La web de información científica Gizmodo.com explica que el desacelerador supersónico de baja densidad (LDSD) de la NASA es un vehículo, con forma de platillo volante, que permitirá depositar grandes cargamentos de material sobre planetas como Marte.

El lanzamiento de prueba comienza elevando al DSBD mediante globos de helio. Después de unas dos horas, la nave deberá haber alcanzado una altura de unos 37 kilómetros, donde se aprovechará para revisar todos sus sistemas. Si no se detecta algo fuera de lo común, el desacelerador supesrsónico se soltará del globo y sus propulsores impulsarán hasta los 55 kilómetros de altura.

Una vez allí, la NASA dejará caer a su particular platillo volante y, de esta forma, desplegar el colchón hinchable y el paracaídas supersónico con el fin de certificar que funcionan para acompañar a la nave en su descenso y protegerla. Esta prueba permitirá a los técnicos sopesar si los técnicos de la LDSD puede llevar una mayor carga. Un tema crucial ya que este vehículo no tripulado, informan desde Gizmodo. como, podría jugar un rol esencial en una futura misión a Marte.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Noticias Generales y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s