Resuelven el misterio de las altas temperaturas en las pequeñas estrellas azules

NASA

Un equipo internacional de científicos ha resuelto el misterio de las pequeñas estrellas azules y su inusual temperatura: son diez veces más calientes que el Sol, a pesar de tener la mitad de su masa. Para ello, los expertos han estudiado en profundidad el cúmulo globular Omega Centauri, el único visible a simple vista, que contiene alrededor de 10 millones de estrellas muy próximas entre sí.

El modelo realizado para el trabajo, muestra que la formación de objetos en este cúmulo no se produce de manera simultánea sino que, por ejemplo, las estrellas azules se forman en lo que podría considerarse una «segunda generación».

Por lo general, el gran disco de gas ionizado alrededor de una estrella recién formada bloquea su rotación a través de efectos magnéticos. Sin embargo, los discos progenitores de estrellas azules se destruyen de manera más temprana, lo que permite que las estrellas giren hasta que el gas se una para formar la estrella.

Debido a su alta tasa de rotación, la estrella equilibra parcialmente la fuerza de gravedad hacia el interior, de manera que consume su combustible de hidrógeno más lentamente y evoluciona de manera diferente a lo largo de su vida.

Un núcleo más pesado y una llama más brillante

La fase ‘azul’ de su vida se produce después de más de 10 millones de años, cuando la estrella ya ha consumido casi todo su hidrógeno y comienza a quemar el helio que la forma. Los diferentes procesos de evolución hacen que su núcleo sea más pesado y que su helio provoque una «llama» más brillante que el resto de estrellas.

«No sabíamos el por qué del calor de estas estrellas, no tampoco de su brillo, pero ahora hemos resuelto un viejo rompecabezas», ha explicadoAntonino Milone, uno de los responsables del trabajo.

Según ha indicado, «las estrellas se han ido formando –desde miles de millones de años atrás– a partir de un disco de gas situado en el centro de un congestionado cúmulo de estrellas». Esto favorece que otra estrella o estrellas acaben chocado con el disco y lo destruyan.

Esta investigación, publicada en «Nature», puede dar nuevas pistas sobre la formación de estrellas en el Universo temprano en los centros de hacinamiento de los cúmulos. Los cúmulos de estrellas son ambientes raros en el Universo, en la que muchas estrellas nacen al mismo tiempo.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Noticias Generales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s