Así «desnudan» las estrellas a sus planetas

space-mars-jpeg-01b0f-620x349

lgunos planetas se acercan demasiado a su estrella y pierden sus atmósferas – Archivo

Un equipo internacional de astrónomos acaba de bautizar una nueva categoría de planetas extrasolares. Se trata de mundos rocosos, como el nuestro, que se han acercado demasiado a sus estrellas y que han pagado, por ello, un precio muy alto: perder sus atmósferas, literalmente “arrancadas” por la acción de la radiación solar. El trabajo, dirigido por la danesa Mia Lundkvist, y en el que han participado una docena de instituciones de Estados Unidos, Australia, Dinamarca y Alemania, se acaba de publicar en Nature Communications.

“Es como estar de pie frente a un enorme secador de pelo a la máxima velocidad y temperatura -explica Sarbani Basu, uno de los autores de la investigación-. Todo lo que está suelto, es arrancado. En el caso de los planetas, su atmósfera”.

El estudio se llevó a cabo utilizando el telescopio espacial Kepler, con el que los astrónomos buscaron “supertierras”, una clase de planetas sólidos y con masas entre una y diez veces la de la Tierra. En particular, los investigadores se centraron en supertierras que reciben de sus estrellas más de 650 veces la radiación que nuestro planeta recibe del Sol.

“Este violento despojo de la atmósfera ocurre en mundos rocosos y rodeados por una capa gaseosa -afirma Basu-. Debido a la proximidad de esos planetas a sus estrellas, el calor que deben soportar implica que sus envoltorios de gas sean arrancados y expulsados por la intensa radiación”.

Para llevar a cabo su trabajo, los investigadores usaron técnicas de astrosismología (que se basa las resonancias naturales de las estrellas para conocer sus propiedades y estructura internas), con el fin de caracteriar a las estrellas “madre” y a sus planetas con un nivel de precisión jamás alcanzado hasta ahora. Y eso, a su vez, permitió calcular los tamaños de los planetas extrasolares objeto del estudio con una enorme precisión.

“Nuestros resultados -explica Basu- tienen importantes implicaciones a la hora de comprender cómo funcionan los sistemas solares como el nuestro, cómo evolucionan sus planetas en el transcurso del tiempo y el papel determinante que las estrellas anfitrionas juegan en la evolución de esos sistemas”.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Noticias Generales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s