Diez hechos inesperados e interesantes del sistema solar

solar_system-300x240

 Una colección de 10 hechos inesperados e interesantes acerca de nuestro sistema solar, nuestro sol y su familia de planetas, son revelados por Larry Sessions escritor de EarthSky sobre astronomía y otros tópicos relacionados de ciencias físicas.

1. El planeta más caliente no es el más cercano al Sol.

Mucha gente sabe que Mercurio es el planeta más cercano al sol, que se ubica a menos de la mitad de la distancia de la Tierra. No es un misterio, por lo tanto, ¿por qué la gente asume que Mercurio es el planeta más caliente?.

Sabemos que Venus, es el segundo planeta más cercano al sol, se ubica en promedio a 30 millones de millas más lejos del Sol que Mercurio. La suposición natural es que al estar más lejos, tiene que ser más fresco. Pero las suposiciones pueden ser peligrosas.

Mercurio no tiene atmósfera, no tiene una manta térmica para ayudarse a mantener el calor del sol. Venus, por otra parte, está envuelto por una atmósfera inesperadamente gruesa, alrededor de 100 veces más gruesa que la nuestra en la Tierra. Esto en sí mismo  normalmente servirá para evitar que parte de la energía del sol se escape de vuelta al espacio y así se eleva la temperatura global del planeta.

Pero además del espesor de la atmósfera, esta se compone casi en su totalidad de dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero. El dióxido de carbono permite pasar libremente la energía solar, pero es mucho menos transparente a la radiación de longitud de onda más larga emitida por la superficie calentada.

Así, la temperatura se eleva a un nivel muy por encima de lo que cabría esperar, por lo que Venus es el planeta más caliente del sistema solar. De hecho, la temperatura media en Venus es de unos 875 grados F, lo suficientemente caliente como para fundir el estaño y el plomo.

La temperatura máxima en Mercurio, el planeta más cercano al sol, es de unos 800 grados F. Además, la falta de atmósfera hace que la temperatura de la superficie de Mercurio pueda variar cientos de grados, mientras que la espesa capa de dióxido de carbono mantiene la temperatura de la superficie de Venus constante, casi no varía en absoluto, en cualquier parte del planeta o en cualquier momento del día o de la noche!.

2. Plutón es más pequeño que EE.UU..

La mayor distancia a través de los estados contiguos de Estados Unidos es de casi 2,900 millas (desde el norte de California a Maine). Las mejores estimaciones actuales indican que Plutón tiene poco más de 1400 millas de diámetro, menos de la mitad de la anchura de los EE.UU. Ciertamente, en tamaño es mucho menor que cualquier planeta importante, tal vez por eso es un poco más fácil entender por qué hace unos años fue degradado  de su estatus de planeta completo. Ahora se conoce como un  planeta enano .

3. George Lucas no sabe mucho acerca de los campos de asteroides.

En muchas películas de ciencia ficción, las naves a menudo están en peligro por campos de asteroides molestos. En la actualidad, el único cinturón de asteroides que conocemos que existe se ubica entre Marte y Júpiter, y aunque hay decenas de miles de asteroides en el mismo (tal vez más), se encuentran bastante espaciados y la probabilidad de chocar con uno de ellos es pequeña. De hecho, una nave espacial debe ser deliberada y cuidadosamente guiada hacia los asteroides para tener la oportunidad de fotografiar incluso uno. Dada la supuesta forma de la creación, es muy poco probable que los viajeros espaciales se puedan encontrar enjambres de asteroides o campos en el espacio profundo.

4. Existen volcanes de agua similares a los volcanes de magma.

Cuando se mencionan volcanes todo el mundo piensa inmediatamente en el Monte St. Helens, Monte Vesubio, o tal vez en la caldera de lava del Mauna Loa en Hawai. Los Volcanes siempre requieren roca fundida llamada lava (o “magma” cuando todavía es subterránea), ¿verdad? Realmente no.

Se forma un volcán cuando un depósito subterráneo de un mineral caliente, líquido o gas entra en erupción sobre la superficie de un planeta u otro cuerpo astronómico no estelar. La composición exacta del mineral puede variar enormemente. En la Tierra, la mayoría de los volcanes de lava (o magma)  tienen silicio, hierro, magnesio, sodio, y una serie de minerales complicados.

Los volcanes de la luna Io de Júpiter parecen estar compuestos en su mayoría de azufre y dióxido de azufre. Pero puede ser más simple que eso. En la luna de Saturno Encelado, o en la luna de Neptuno Tritón, y en otros, la fuerza impulsora es el hielo, agua congelada! El agua se expande cuando se congela y enormes presiones se puede acumular, al igual que en un volcán normal en la Tierra.

Cuando el hielo entra en erupción, se forma un criovolcán. Así los volcanes pueden operar con agua, igual que en el caso de los volcanes de roca fundida. Por cierto, tenemos erupciones a escala relativamente pequeña de agua en la Tierra llamados géiseres. Están asociados con el agua sobrecalentada que entra en contacto con un depósito caliente de magma.

5. El borde del sistema solar se ubica 1.000 veces más lejos que Plutón.

Todavía se puede pensar en el sistema solar que se extiende fuera de la órbita del muy querido planeta enano Plutón. Hoy en día incluso no se considera a Plutón, un planeta de pleno derecho, pero se mantiene la impresión. Aún así, hemos descubierto numerosos objetos en órbita alrededor del sol que están considerablemente más lejos que Plutón. Estos son los Objetos Trans-Neptuno (TNO), o los Objetos del Cinturón de Kuiper (KBO).

El cinturón de Kuiper, el primero de los dos depósitos del sol de material cometario, se extendiende a 50 o 60 unidades astronómicas (UA, o la distancia media de la Tierra al Sol). Una parte aún más lejos del sistema solar, es la enorme pero tenue nube del cometa Oort, que puede extenderse a 50.000 UA del sol, o alrededor de medio año luz – más de mil veces más lejos que Plutón.

6. Casi todo en la Tierra es un elemento raro.

La composición elemental del planeta tierra es sobre todo de hierro, oxígeno, silicio, magnesio, azufre, níquel, calcio, sodio y aluminio. Mientras que tales elementos han sido detectados en lugares de todo el universo, no son más que elementos traza, muy ensombrecidos por la mayor abundancia de hidrógeno y helio. Por lo tanto la Tierra, en su mayor parte, se compone de elementos raros. Esto no significa ningún lugar especial para la Tierra, sin embargo. La nube de la que se formó la Tierra tenía una abundancia mucho mayor de hidrógeno y helio, pero siendo gases ligeros, fueron expulsados al espacio por el calor del sol conforme se formó la Tierra.

7. Hay rocas de Marte en la Tierra.

El análisis químico de los meteoritos encontrados en la Antártida, el desierto del Sahara, y en otros lugares han sido mostrados por diversos medios que se originaron en Marte. Por ejemplo, algunos contienen bolsas de gas que son químicamente idénticos a la atmósfera de Marte. Estos meteoritos pueden haber sido arrojados lejos de Marte debido a un meteoro más grande o a un impacto de un asteroide en Marte, o por una enorme erupción volcánica, y más tarde chocaron con la Tierra.

8. Júpiter tiene el mayor océano de cualquier planeta.

Órbita en el espacio frío cinco veces más lejos del Sol que la Tierra. Júpiter ha retenido niveles mucho más altos de hidrógeno y helio que cuando se formó nuestro planeta. De hecho, Júpiter es principalmente hidrógeno y helio. Dada la masa y composición química del planeta, las presiones físicas debajo de las nubes frías se elevan hasta el punto de que el hidrógeno debe convertirse en líquido. De hecho debería haber un océano profundo planetario de hidrógeno líquido. Los modelos de computadora muestran que no sólo es el océano más grande conocido en el sistema solar, sino que tiene unos 40.000 km de profundidad – más o menos tan profundo como el diámetro de la Tierra.

9. Incluso los cuerpos muy pequeños pueden tener lunas.

Antes se pensaba que sólo los objetos tan grandes como los planetas podrían tener satélites naturales o lunas. De hecho, la existencia de lunas, o la capacidad de un planeta para controlar gravitacionalmente una luna en órbita, fue utilizado a veces como parte de la definición de qué es realmente un planeta.

Simplemente no parece razonable que los cuerpos celestes más pequeños tengan suficiente gravedad para mantener una luna. Después de todo, Mercurio y Venus no tienen ninguno en absoluto, y Marte sólo tiene pequeñas lunas. Pero en 1993, la sonda Galileo pasó cerca del asteroide Ida de 20 millas de ancho y descubrió su gran luna de una milla, Dactilo. Desde entonces se han descubierto lunas que orbitan cerca de 200 planetas menores, lo que complica aún más la definición de un planeta verdadero.

10. Vivimos en el interior del sol.

Normalmente pensamos en el sol como una bola grande, caliente de luz a 93 millones de millas de distancia. Pero, en realidad, la atmósfera exterior del Sol se extiende mucho más allá de su superficie visible.

Nuestro planeta orbita dentro de esta tenue atmósfera, y vemos evidencia de esto cuando las ráfagas del viento solar generan en el Norte y en el sur las auroras boreales. En ese sentido, no cabe duda vivimos “dentro” del sol.

Pero la atmósfera solar no termina en la Tierra. Las auroras se han observado en Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y hasta distantes. De hecho, la atmósfera solar exterior, llamada  heliosfera,  se extiende al menos a 100 UA, eso es casi 10 billones de millas.

Fuente

Acerca de A. Arrieta

Físico egresado de la Universidad de Córdoba con sede en la Ciudad de Montería. Magister en Física de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Medellín. Docente del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y docente adscrito a la Secretaría de Educación de Medellín. "Amarrar el conocimiento no te hace más sabio, en cambio compartirlo te hace más útil a la sociedad, trascender y no morir para siempre"
Esta entrada fue publicada en Otras Ciencias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s